martes, 14 de diciembre de 2010

Albania. Tour Rajas Balcanicas 2010 (2ª Parte).

La realidad de Albania.
El último país exótico de Europa, así describen los autores de la optimista guia "Rumbo a Albania" de la editorial Laertes a este país. Cuando has recorrido los 35km que separa la frontera de Montenegro de Shkodër(importante ciudad del norte) tardando casi dos horas piensas ¡joder esto es Europa! y cuando por fin llegas a esta ciudad lo que ves es tan terrible, a ojos de unos acomodados europeos, que lo primero que haces es cerrar los pestillos de la furgoneta y lo segundo buscar lo más rápido posible la salida de ese tétrico lugar para poder respirar profundamente y asimilar todo lo que has visto. Es entonces cuando tristemente comprendes que exótico, nada tiene que ver con paradisiaco.
La Europa que nosotros conocemos no se parece lo mas mínimo a la que allí te encuentras. Una Europa que parece Africa; rota, desvencijada, pobre, llena de basura. Nada de lo que has leído sobre este país te prepara para el tortazo de realidad que son sus calles, sus carreteras, sus casas, sus habitantes, sus manadas de acobardados perros salvajes que al mínimo ruido huyen despavoridos esperando una pedrada o algo peor. La pobreza lo invade todo, excepto los ostentosos chalets y coches de los emigrantes retornados o mafiosos locales, a los que les encanta fardar.

Pero hay que intentar mirar a Shqipëria (país de las Aguilas en Albanes) con otros ojos, no quedarnos con lo que se ve si no con lo que es. Un país que no hace mucho, ha salido de una de la peores y más oscuras dictaduras que ha sufrido el mundo en los últimos años, y que ha sufrido duros golpes como el que hace solo 13 años estuvo a punto de provocar una guerra civil, debido a un masivo fraude económico que de no ser por la acción de la ONU( a través de 7000 cascos azules) habría desembocado en la descomposición del país. Este suceso sumado a los siniestros años de dictadura, dejo Albania sumida en una profunda crisis, de la cual, todavía se esta recuperando.
Bunkers, que proliferan como champiñones por todo el país.
Que nadie se piense que visitar y hacer barranquismo en Albania es fácil. Pasarte 15 días explorando zonas donde nunca habían visto un turista, y menos aún, a unos chalados con trajes ajustados y de colores, metiéndose en los barrancos, donde ellos tiran la basura, es jodido (aún más si de esos 15 días, 13 te llueve a dolor). No hay que extrañarse si te pasan cosas tan surrealistas, como que un anciano, con toda la buena intención del mundo, te tire piedras como ladrillos, que perfectamente podian habernos matado, simplemente para persuadirte de que te salgas del barranco porque ¡hay cascadas y son peligrosas! o si durante la aproximación a otro barranco, atravesando un claro de un bosque, cercano al puto culo del mundo, te encuentras con una plantación de marihuana. Como es lógico y normal, lo primero que hacemos es sacar la cámara de fotos para inmortalizar el irrepetible momento, hasta que de repente, entre el follaje aparece un hombre apuntandonos con un rifle, gritándonos en "suajili" vete tu a saber qué, mientras avanzaba lentamente hacia nosotros. -¡Ska probleme! ¡Ska probleme!(sin problemas en albanés, frase muy recurrente que aprendimos el 2º día en Albania)¡canyoning!¡canyoning!-(¡como si sabría lo que es!)le decimos.- ¡no fotos!¡no fotos!- nos chilla, -¡no!¡no!¡no!- le respondemos mientras guardo rápidamente la cámara en su funda. El tío parece apaciguarse, sin decir nada y tras unos segundos donde la tensión asfixiaba reemprendemos el camino sin mirar atrás, con el acojone metido en el cuerpo. -¡Ostia date caña no sea que este hijo puta se arrepienta y venga a por nosotros!- esto es practicamente lo único que susurramos hasta después de hacer el primer rapel y sentirnos a salvo fuera del alcance del arma. Pero esto no es lo peor de Albania simplemente es una anécdota más, que con el tiempo cuentas entre risas. Lo realmente duro, lo que por mucho tiempo que pase sigue siendo triste, es el recuerdo de Eroulan, un joven de 16 años que compartió con nosotros un rato mientras nos cambiábamos después de descender el barranco que se abre justo en frente de su casa. El chaval alucinaba cuando nos vio aparecer ya de noche con las frontales y abrimos la pequeña casa móvil con mas comodidades que su cercana casa de piedra. Eroulan nos echo una mano a recoger todo rápido ya que llovía con fuerza. Cuando acabamos nos metimos en la furgoneta y le enseñamos las fotos y vídeos de ese lugar tan cercano y a la vez tan desconocido para él, que es el interior del cañon que se encuentra ante a la ventana de su habitación. Tras un rato entendiéndonos malamente con el, en un precario ingles, le decimos que tenemos que marcharnos, que tenemos que buscar cobertura para nuestros teléfonos y decir a los que se preocupan desde España que estamos bien. Antes de despedirnos definitivamente, Eroulan nos pide por favor que le regalemos la cámara de fotos, nos dice que sino en su colegio no van ha creer lo que ha visto. En su rostro y en su voz no se aprecia avaricia ni picardía sabemos que nos lo esta pidiendo con el corazón. Con pena le decimos que no podemos, que es muy cara y que la necesitamos para lo que nos queda de viaje. Su mirada lo dice todo; si tenéis tres cámaras, tres móviles, dos vehículos y un montón de chismes que no se ni que son. Qué es esto para vosotros que tenéis tantas cosas, si yo no tengo nada. Esa noche cuando me metí en el saco no me podía quitar a Eroulan de la cabeza mientras me preguntaba que cojones hacíamos allí. Como nos atrevemos a venir hasta aquí y hacer alarde de nuestro consumismo, a despilfarrar los euros que nos sobran en hobbys, mientras esta gente poco mas tiene que lo que produce su huerto y sus animales. Pero a la vez, te intentas convencer a ti mismo de que quizás sea momento de intercambio. Momento en que los albaneses pongan su mirada en Europa pero también que los europeos pongamos la nuestra en Albania. Quizás el turismo con el tiempo sea una salida (a largo plazo) y si podemos poner un pequeño grano de arena para ello, creo que se justifica nuestra estancia allí.

Conducir en Albania, deporte de riesgo.
Para empezar, conducir borracho como una cuba, no esta penado y no encontraremos ni un solo control de alcoholemia en todo el país, ahora bien, los radares es otra cosa, en las carreteras principales proliferan como si gracias a sus sanciones se sufragarían las escasísimas inversiones en mantenimiento de infraestructuras.

Adelantar en raya continua o pasar a la vez cuatro vehículos en carretera nacional de doble sentido, es algo totalmente normal y permitido por la policía, ahora bien, como no lleves las luces encendidas ¡zas!, multita al canto. La "autovías" con las que te encuentras son de risa. Tan pronto te topas con una moto en sentido contrario por el carril de la izquierda a la vez que adelantas un carro tirado por una mula, que va por el de la derecha, como de repente el coche que va delante de ti, clava el freno parándose en mitad de la autovía, pudiendo pasar varias cosas: o que había un puesto en el arcén donde vendían cualquier tipo de alimento(conejos,gallinas o incluso pescado vivo), que interesaba al conductor o que alguno de los múltiples personajes que vagan por la carretera haya levantado la mano, como aquel que llama a un taxi, y el improvisado taxista tiene espacio en su auto para una persona más. Con respecto al resto de carreteras, nunca sabes lo que te vas ha encontrar hasta que ya estás metido en harina. Da igual de que color te pinten la carretera en el mapa; roja, naranja, amarilla, todo puede ser una pista o una carretera que en la época comunista estaba asfaltada pero que actualmente tiene socavones donde podría desaparecer un camión, por eso no es recomendable fijarse en la distancia que separa un lugar de otro, si no en cuantas horas hay de un lugar a otro, cosa que no sabremos a no ser que nos aventuremos a preguntar a alguien. La señalización es practicamente inexistente y no encontraremos ni un solo pueblo y muy pocas ciudades donde nos tropecemos con un cartel indicando donde nos encontramos, siendo importante disponer de GPS si no queremos acabar perdidos, preguntando a alguien que no te entiende ni papa, como se llama el lugar donde estas.

Segurida, policia y otros datos de interes.
Podemos considerar a Albania como un país seguro siempre y cuando, tomemos ciertas precauciones, principalmente en las grandes ciudades donde tendremos que tener especial cuidado con barrios de mayoría romaní. Las zonas rurales las podemos considerar como seguras, las gentes que allí nos encontramos raro es que no te dediquen una sonrisa o un saludo al pasar, y si se presenta la ocasión, se acerque ha hablar contigo, incluso te inviten a pasar a su casa a tomar un café. La única excepción que nosotros sepamos, es en el parque nacional del Thethi(uno de los lugares mas visitados de Albania) donde según nos dijo la familia en cuyo terreno estuvimos acampados, se han dado casos durante el verano, de robos a vehículos de turistas y pinchado de ruedas, lo cual, es una gran putada teniendo en cuenta que el lugar mas cercano donde te pueden arreglar un neumático se encuentra a 3h en coche y el servicio de grúa me temo que no funcione muy bien por allí.
Raro es que como turista nos veamos inmerso en discusiones o riñas con algún local pero si fuese el caso es recomendable intentar evitarlas a toda costa ya que en muchas zonas de Albania sus gentes todavía se rigen por el Kanun, un ancestral y sanguinario código de honor que se cobra cientos de vidas todos los años en el país de las águilas.
La policía es todo un aliado del turista, en caso de necesidad no debemos dudar en acudir a ella, siempre amable, comprensiva y presta a echarte una mano, también a estrechártela al decirles que eres "españika". El único problema sera si no eres aficionado al fútbol, ya que te tocara aguantar preguntas como de que equipo eres -¿Barça?¿Madrid?- , acto seguido, el contento policia te enumera los jugadores de ambos equipos, mientras pones cara de interesado.
Movernos en autocaravana en Albania no tiene más inconveniente que las propias limitaciones del vehículo para poder afrontar ciertos caminos, ya que la acampada libre esta permitida en todo el país, parques nacionales incluidos.
La comunicación resulta algo difícil con los albaneses, su idioma resulta muy complicado para nosotros. Ayudados por un diccionario español-albanés, apenas conseguimos aprender una docena de palabras esenciales. El lenguaje de signos tampoco ayuda mucho, por ejemplo, para decir si, los albaneses mueven la cabeza como nosotros cuando decimos no y viceversa, como no tengas presenta esta circunstancia, cualquier tipo de conversación se convierte y un galimatías.

Antecedentes de barranquismo en Albania
No son muchos los antecedentes barranquistas con los que contábamos antes de emprender nuestro viaje y ninguno arrojaba algo de luz sobre algún descenso en particular. Además de las fotos de Panoramio en el Google Earth y en alguna web albanesa, de personas locales descendiendo cañones sin ningún resalte, ni dificultad técnica los únicos precedentes con los que contábamos eran los siguientes: Caracal lo menciona casi de pasada en su libro "Le Tour de l'Europe en Canyon T2" diciendo que es un país apenas con valor para nuestra actividad. En el 2009 varios integrantes franceses de una expedición espeleológica internacional que se encontraba en el parque nacional del Thethi, explorando la Maja Arapita(cueva con mayor desarrollo de Albania), realizan una intentona sin éxito al Kanioni i Grunasi debido al complicadísimo acceso a la surgencia donde nace este. Si nos remontamos un poco mas atrás en el tiempo el grupo espeleológico Puglia Grotte italiano, en sus campañas del 93 al 96 realiza varias expediciones al país, en el año 94 visita la zona del Kurveles descendiendo parcialmente el cañon de Progonat, para la prospección de una galeria subterránea con una gran corriente de aire. Estas son las únicas referencias de barranquismo que nosotros conozcamos en Albania antes de nuestro viaje.

Zonas exploradas.
Después de tantas explicaciones es hora de ir al grano. Daré ahora una explicación general de las zonas visitadas, la descripcion de los barrancos que descendimos la iré colgando poco a poco. Debido a las lluvias que nos castigaron durante los quince días que duro nuestra estancia en Albania, no conseguimos explorar ninguna zona a conciencia, sino que fuimos de acá para allá dando tumbos por todo el país, picoteando lo que los elevados caudales y tormentas torrenciales nos permitían. Nos desplazamos de norte a sur del país visitando 4 zonas diferenciadas. En un principio teníamos pensado quedarnos primero en los Alpes Albaneses, pero debido al mal tiempo decidimos desplazarnos al sur, siendo la primera zona que visitamos la de Berat y el cañon del río Osumi, para luego trasladarnos a la cercana de Elbasan (no sin antes hacer un par de días de escala para conocer la marcha de Tirana, un oasis de adelanto dentro del país). Aprovechando el único respiro que nos dio la metereologia, nos desplazamos al norte a los parque nacionales de Valbona y Thethi. Para concluir nuestra estancia en Shqipëria nos movimos de nuevo hacia el sur, a la mas profunda y autentica Albania que conocimos, los pueblos de Kurveles y Progonat.
El archivo que dejo a continuación enlazado, Albania.Kmz sirve para visualizar en Google Earth los posibles barrancos que visitamos(), los barrancos que descendimos() y las marcas de georreferencia con las que contábamos().

1.Distritos de Berat y Skrapar. Cañon del Osumi.
LLegamos casi de noche a la ciudad de Berat, patrimonio mundial de la Unesco. Para nosotros la ciudad mas bonita de cuantas vimos en Albania. Al día siguiente nos desplazamos al pueblo de Bogove, donte aprovechamos el día para bichear una pequeña gorga cercana al pueblo que forma el río del mismo nombre, y un interesante afluente de esta. Al día siguiente, tras toda una noche lloviendo con fuerza, decidimos acometer el descenso del afluente del Bogove, allí recibimos un aviso en forma de repentina crecida, que nos haría andar con pies de plomo durante el resto de la expedición. Dejamos la parte mas estrecha del afluente y la pequeña gorga del Bogove sin equipar debido al fuerte caudal.



Al día siguiente en la localidad
de Corovode prospeccionamos el cañon del río Osumi y el cañon de Gradeci. El primero no tiene interes deportivo pero si dos de sus afluentes uno por cada orilla, que salvan la mayoria de su desnivel en unas bonitas cascadas que se precipitan al fondo del cañon. El cañon de Gradeci creemos que es un barranco con gran interes, flanqueado por paredes de 300m y pasos muy estrechos, pero al igual que los afluentes del Osumi el caudal hacia inviable su descenso. Siguiendo hacia el sur por la carretera de Corovode teniamos mas objetivos pero el pésimo estado de la carretera y las lluvias nos persuadieron para que cambiasemos de zona.

2.Distritos de Elbasan y Gramhs.
Tan solo estuvimos dos dias en este área ya que, por lo que se habia convertido en rutina(las fuertes lluvias, por si alguien no se habia enterado), no pudimos mas que ponernos los dientes largos bicheando dos barrancos pero sin poder ponernos a remojo en ninguno. El mas cercano a Elbasan, al este de la localidad de Sterstan es un cañon formado en caliza muy bien excavado con un acceso relativamente bueno que mereceria la pena ser explorado. El otro cañon, el de Holtit mas cercano a Gramsh tiene un dificil acceso, obligatorio el 4x4, nosotros no conseguimos verle mas que desde 4 kilometros aproximadamente. Este cañon, tambien excavado en caliza presenta grandes paredes albergando profundamente el lecho del rio, posiblemente su descenso también sera interesante.

Abajo cañon de Holtit, derecha barranco cercano a Sterstan.

3.Alpes Albaneses. Parque Nacionales de Valbona y Thethi.

En el corazón de los Alpes Albaneses se encuentran estos dos Parque Nacionales. El primero que visitamos fue el de Valbona que se encuenta al noreste del país, formando frontera con Kosovo y Montenegro. Valle alpino de formacion graciar donde a pesar de las esperanzas que teniamos tan solo localizamos dos posibles descensos que merecieran la pena. El primero se encuentra al fondo del valle y lo forma el rio Valbona en su nacimiento, a unos 1500m de desnivel y se hace visible por una cascada final que segun nuestros calculos tendra unos 50m y podria ser el final del posible descenso cerca de la aldea de Rragami.
Cascada del nacimiento del Valbona.
El otro fue el cañon de Dragobia o Millosh un gran descenso con una aproximación que se nos complico un poco pero que conseguimos descender y equipar a pesar del fuerte caudal.


El parque nacional de Thethi es uno de los lugares con más potencial barranquista de todos los que visitamos. Exploramos dos valles, uno la parte alta del Thethi, donde descendimos el përrua(arroyo) Celave y localizamos varios más como el p. Bjeshkes, p. Cam Dabait y el cañon de Grunasi. El segundo valle, el de Kapreja, se abre hacia el oste unos 7Km al sur del poblado de Thethi, en el descendimos el principal afluente del përrua Norit que cae a este, en una sucesión de cascada cerca de la aldea de Kapreja. En este valle tambien localizamos varios arroyos más, que mereceria la pena ser explorados, como el p. Norit, p. Mizes, p. Kapre y p. Zeneles.
A la izquierda, përrua Celave, abajo valle de Kapreja.

4.Distrito de Tepelenë. Progonat y Kurveles.
Al suroeste del país cerca de la ciudad de Gjirokastër, patrimonio de la Unesco, se encuentran las poblaciones de Progonar y Kurveles cercadas ambas por grandes y profundos cañones. El cañon de Lerkdush que nace al oeste de Progonat se encuentra excavado en una caliza muy fracturada llegando casi a transformarse en tierra en algún estrato. Por ese motivo y por una gran vertical que se encuentra al comienzo del cañon decidimos no acometer su exploración.
Cañon de Lekdush
Después de pasar una divertida noche en el teleclub de Progonat donde la buena gente de ese pueblo nos hizo sentir como en casa, nos decidimos a descender el cañon de Nivice en el cercano pueblo de Kurveles.
Cañon de Nivice. Kurveles.
Un bellisimo barranco muy bien formado con el único inconveniente, que se utiliza como estercolero del pueblo debido a la nula conciencia ecologica de los albaneses. No pudimos descender el barranco completamente ya que después del segundo resalte, para variar empezo a llover con fuerza, no quisimos sustos y abandonamos el barranco en el primer escape que encontramos, ante nosotros dejabamos virgen una super estética y encajada cascada de unos 25m, el corazon nos pedia más pero la lógica nos freno y decidimos no arriesgar. Esa noche nos desplazamos a Gjirokastër para consultar el tiempo en un ciber, la previsiones no podian ser peor, tomamos la decisión de abandonal Albania al día siguiente, quizás dentro de unos años volvamos a ver a la gente de Progonat.


Otras zonas de interes.

Aunque no la visitamos debido a sus tortuosos accesos pensamos que la zona comprendida entre el lago Komanit y los Alpes Albaneses pueda albergar barrancazos, pero su inaccesibilidad hace muy dificil su exploración.

3 comentarios:

Álvaro jevi dijo...

Pajariyo, menos mal que en Puente la Huera el queso se consigue con más facilidad.

Los barrancos chulisimos, eso si, la próxima en abril, que entonces sólo hay aguas mil.

Anónimo dijo...

Menudos tres intrépidos.....y videos de extintores no vas a publicar....??? ;)

canyonisme.net dijo...

Hi!!
This autumn, we try to explore canyoning in albania and I'm interessed by your .KMZ Your trip is great!!

after we go in greece for gorgopotamos and in the come back we go to sanmaro and grimavolo maybe

We take Kayak if the weather is bad hahaha. And raki if it's worse!!

If we go, I write on my blog the feedback of the canyons

Thanks my friend ;)